(+34) 620|400|346 info@lalunafotografia.com

Admiro mucho a mis compañeros fotógrafos que, además de cumplir con todos los pasos que exige cada sesión, se animan a crear, componer y montar grandes sets, atrezos y composiciones mil para acompañar las sesiones infantiles.

Y es que nuestro trabajo no se limita a hacer “clic” como pocos saben y algunos suponen: desde la gestión de las cuentas, pasando por el trato con los clientes, las localizaciones y las ideas para una campaña, hasta la parte informática, financiera y de marketing… parece que a veces la creatividad queda relegada a una idea poco original y un cierto porcentaje de improvisación. Y tampoco es así, porque invertimos tiempo y recursos en formación e inspiración, que nunca sabes dónde puede aparecer.

Y además somos autónomos así que nunca desconectamos del todo, pero eso es tema para otro día… Nuestras familias pueden atestiguar que no tenemos medida ni remedio.

Pues con todo, tengo compañeras que además cosen y construyen su propio atrezo, montan escenarios y pasan tiempo combinando colores y diseñando los mejores resultados.

Yo tengo que confesaros que esa última parte me da una pereza mental tremenda, así que cuando el tiempo no da para más el atrezo y los montajes es lo que se queda sin hacer. Y no solo por falta de tiempo. En realidad no tiene que ver con falta de interés sino con mi concepción de la fotografía, de lo que es relevante en un retrato, de captar lo que veo sin intervenir demasiado, de lo que quiero que centre toda mi atención cuando me dedico en cuerpo y alma a hacer fotos.

Todo este rollo lo he reflexionado entre sonrisa y sonrisa editando las fotos de primer cumpleaños de Olmo. En el último mes he realizado dos sesiones “smash cake” que me han divertido y entretenido mucho, y me han exigido junto con mis clientas un trabajo previo de decoración y atrezo. El resultado ha sido bonito y divertido, pero sinceramente creo que ni más ni menos que el de las fotos que acompañan este post. Y es que cuando en las fotos hay emoción y personajes tan fantásticos como Olmo y su hermana Jimena, hace falta poco más (¿quizás un número 1 gigante? jajaja) para conseguir un resultado brillante y bonito.

Que queréis que os diga, me pierde retratar a niños tan auténticos y tan preciosos, y cuando los tengo frente a la cámara creo que me sobra todo lo demás porque ellos lo llenan todo. Son como el mejor regalo de cumpleaños…

Si te interesa recibir más información sobre mis sesiones de cumpleaños (también “smash cake” 😉 ), escríbeme a info@lalunafotografia.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, haga click el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Apúntate a mi lista de amigos

Recibe antes que nadie todo lo nuevo de LaLuna: Ofertas, novedades, sesiones especiales, talleres y muchas sorpresas.

¡Gracias por suscribirte!

Pin It on Pinterest

Share This
error: Este contenido está sujeto a derechos de autor