(+34) 620|400|346 info@lalunafotografia.com
Un paseo por Lanzarote

Un paseo por Lanzarote

Mi terapia favorita después de un viaje en vacaciones es disfrutar las fotos que he hecho durante esos días y recrearme en las imágenes, editarlas sin prisas e imprimir algunas para verlas a diario en casa. Pensé en publicar una especie de cuaderno de viaje de nuestro segundo verano en Lanzarote pero bajar de las ciento cincuenta fotos era misión imposible, así que voy a dejarlo en unas pinceladas en negro, blanco y azul turquesa, que son los colores que me vienen a la mente cuando cierro los ojos y pienso en esta isla mágica, y que me traen recuerdos de mis hijos con los pies llenos de arena, el pelo revuelto por el viento y la sonrisa en la cara. Para que cuando entremos de lleno en la rutina diaria no olvidemos lo poco que se necesita a veces para ser felices. Las fotos son un paseo rápido por Timanfaya, El Golfo, Los Hervideros, Las Salinas, Playa Mujeres al anochecer, Los Charcones de Janubio, La Geria, San Bartolomé, Teguise y el trocito de paraíso que conocimos al norte de la isla de La Graciosa. ¿Te apetece perderte con...
Un día de fotos juntos para celebrarnos

Un día de fotos juntos para celebrarnos

Tengo clientes que me demuestran que no hace falta esperar a un día especial para hacerse un regalo, que no solo los días de celebración merecen ser recordados en fotos. Que a veces nos merecemos un regalo porque sí, para celebrar que estamos juntos y para recordar que nos queremos, que un día fueron así de pequeños y de felices, que cuando se hagan mayores será un salvavidas para nosotros aferrarnos a imágenes tan cómplices, inocentes e irrepetibles. ¿Necesitas más motivos? Escríbeme a info@lalunafotografia.com y hablaremos de crear vuestros recuerdos. Las fotos de esta entrada pertenecen a la sesión de familia de Bruno, María y Joaquín con sus padres. ¡Gracias, familia preciosa!  ...
Del 15 al 15, un 15% ¡No te lo pierdas!

Del 15 al 15, un 15% ¡No te lo pierdas!

Parece que por fin este año el verano va asomando tímidamente… ¿sí? ¿no? ¿volverá a llover o podremos estrenar ya los bañadores? En cualquier caso ya están muy cerca las vacaciones del cole y en LaLuna estamos a punto de cerrar la (intensa pero preciosa) campaña de comuniones, así que nos apetece mucho retomar nuestras sesiones de bebés y de niños en exteriores, y por supuesto -como siempre- animar a los padres a que salgáis en algunas fotos con vuestros hijos. ¡Por mí que no quede! Yo me calzo mis sandalias, me cuelgo la cámara y os invito a un 15% de descuento por vuestra cara bonita para las sesiones que contratéis entre el 15 de junio y el 15 de julio. Para tener má información o reservar vuestra cita, puedes contactar conmigo en info@lalunafotografia.com o mediante el formulario de contacto de la web. ¡Os...
Vivir (en) las fotos de familia

Vivir (en) las fotos de familia

A veces hay que hacer un largo recorrido para llegar a la solución más básica, y despojarnos de todo lo accesorio para descubrir lo que de verdad nos llena. Quizás os parece algo obvio, pero muchas veces los fotógrafos llegamos al límite de la obsesión pensando en cuestiones técnicas, en atrezo, localizaciones o proveedores. La mayoría de nuestro tiempo de trabajo no lo pasamos haciendo fotos, sino inmersos en cuentas, en gestiones con los clientes y las redes sociales, buscando formas de mejorar nuestro negocio, editando… Por suerte, creo que mi evolución profesional me está llevando sin más desvíos a ese “menos es más” recurrente pero que funciona: menos atrezo, menos preparación, menos “humo”; más naturalidad, más emoción, más “esencia”. La emoción es lo que importa. Una imagen tiene que contar una historia, transmitirnos unas sensaciones, y para eso es super importante la vivencia de la sesión de fotos. Muchas veces me he encontrado con padres algo cohibidos antes de empezar la sesión, imagino que porque se enfrentan de forma equivocada a una experiencia desconocida: nervios por salir bien, inseguridad por si los niños no responden como se espera, etc. A veces con la mejor intención “presionamos” al niño durante la sesión para que haga lo que nos gustaría ver cuando lo único que hace falta es que le inspiremos seguridad y ganas de pasarlo bien y que él se muestre como es. No hay una forma correcta o equivocada de comportarse frente a la cámara. Cada niño es único y especial. Nunca me canso de decirlo. Intento que mis sesiones sean una vivencia bonita para toda la familia....
Retratando la preadolescencia: cómo fotografiar a niños a partir de los diez años y disfrutarlo.

Retratando la preadolescencia: cómo fotografiar a niños a partir de los diez años y disfrutarlo.

Como les ha ocurrido a muchos compañeros que se dedican profesionalmente a la fotografía infantil, mis primeros tanteos con una cámara fueron detrás de los pequeños cuerpecillos de mis dos hijos. Todo surgió de una necesidad personal de capturar momentos, de guardar para siempre sus expresiones, sus gestos, sus primeros pasos inseguros que iban al compás de los mío tras el visor. El tiempo fue pasando -cada vez pasa más deprisa, ¿no os parece?- y junto con LaLuna fueron creciendo Lucía y Dani, de bebés a niños pequeños que se comían el mundo a saltos y a risas. Entonces aún era muy fácil hacerles fotos. Nunca se quejaban de verme con la cámara, no tenían inhibiciones ni vergüenza, y hacerles fotos resultonas era fácil y tenía recompensa segura. Esa fue la época de Litel Pipol, un proyecto que iniciamos varios padres y madres fotógrafos con la intención de comprometernos a publicar una foto semanal de nuestros hijos. Fue una etapa preciosa, se crearon lazos especiales entre nosotros y la experiencia me regaló un puñado de fotos que constituyen para mí un verdadero tesoro. Lucía y Dani, entre 2011 y 2014.     Abandoné el proyecto por falta de tiempo y de motivación, aunque ahora me planteo que ese momento coincidió con los casi diez años de Lucía. Ella, siempre tan fotogénica, tan bonita, tan dispuesta a las fotos, empezó a ser menos colaboradora. Cuando protestaba yo me desmotivaba, y cuando podía fotografiarle a conciencia ya no me convencía tanto el resultado. Mi niña crecía a pasos agigantados, y era en las fotos donde más podía notar los cambios. Sin...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, haga click el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Pin It on Pinterest

error: Este contenido está sujeto a derechos de autor